Varias asociaciones y voluntarios realizan un taller de compostaje en Paterna por el día mundial del Medio Ambiente

El pasado 5 de junio, el Centro de Educación Medioambiental Julia y la Alianza por la Emergencia Climática de Paterna, l’Eliana y San Antonio de Benagéber conmemoramos en Paterna el Día mundial del Medio Ambiente el primer lema del cual en 1974 fue “Solo una tierra”. Nuestro planeta está sufriendo un cambio climático y perdiendo biodiversidad. La situación requiere actuar con urgencia, tanto con cambios personales como con iniciativas institucionales para cumplir los acuerdos de París y lograr los objetivos de desarrollo sostenible.

Hemos decidido organizar un taller de compostaje precisamente hoy para tomar conciencia de la importancia del suelo, porque una tierra rica en nutrientes es la base que sustenta la biodiversidad. Hemos reflexionado sobre el poder que tenemos como personas para hacer un círculo virtuoso y que los alimentos que comemos vuelven otra vez a alimentar el suelo. Carlos Gómez, ingeniero agrónomo de la Universidad Miguel Hernández, nos ha enseñado como aprovechar los restos Çorgánicos para hacer un compost de calidad.

Esto, que podemos hacer individualmente, también se tendría que hacer colectivamente. Cada día, Paterna tira al vertedero centenares de toneladas de restos de comida, podas y otros restos orgánicos que podrían volver a la tierra en forma de abono para fertilizarla. El 31 de diciembre de 2020 se acababa el plazo para implantar la recogida selectiva de materia orgánica en municipios de más de 5.000 habitantes, y el Ayuntamiento de Paterna está eludiendo su responsabilidad e incumpliendo la ley.

Paterna no ha generalizado la recogida de la materia orgánica en todos los barrios. Ha hecho un tímido ensayo en el barrio de Bobalar instalando 26 contenedores marrones, que dan servicio a 3.000 vecinas y vecinos de los 73.000 que tiene el municipio. Ya hace medio año que el Ayuntamiento de Paterna tendría que haber extendido la recogida selectiva de la fracción orgánica a toda la ciudadanía. Denunciamos la desidia del actual consistorio y pedimos al alcalde Sagredo una actuación responsable en la recogida de residuos. Es muy triste que un ayuntamiento que se autodenomina progresista actúe de espaldas al que es considera progreso en el siglo XXI: el fomento de la economía circular aprovechando los residuos -de comida, materias primas, subproductos de la producción, etc.- para que se vuelvan a convertir en recursos que sirvan para fabricar nuevos productos o que fertilicen la tierra.

Además, recordamos también que Paterna es el municipio de la comarca de l’Horta que más residuos de inertes tiene en su término desperdigados por las áreas naturales y hace muy poco para dejar de ser el tristemente campeón de tener el término municipal más sucio de toda la comarca. 

Pedimos al Ayuntamiento de Paterna más decisión para abordar los retos que tenemos delante para afrontar la emergencia climática: políticas decididas y coherentes en materia de residuos, de impulso a las energías renovables en el municipio, a la rehabilitación energética de edificios, a un urbanismo con más áreas peatonales y que reduzca el coche y potencie los desplazamientos a pie y en bicicleta, que triplique los árboles de los barrios de Paterna y cuide sus espacios naturales. Y además de todo esto, pedimos una mejora en los servicios sociales y acciones comunitarias para reducir la vulnerabilidad y la exclusión social de tantas vecinas y vecinos que están en situaciones de más precariedad después de la pandemia.

Facebooktwitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *