Asivalco se organiza y equipa con nuevos sistemas para fomentar el teletrabajo y las reuniones online

La pandemia de Covid-19 ha supuesto para la gran mayoría de empresas y entidades la necesidad de evolucionar para facilitar el desarrollo de reuniones online y el trabajo en remoto, con el fin de poder mantener la actividad que se les demanda. Asivalco no ha sido una excepción, por lo que ha invertido en los últimos meses con el fin de potenciar las actividades online, a la vez que facilitar el teletrabajo de algunos de sus empleados, siempre que sea posible. 

Con este objetivo se han equipado con equipos que facilitan el desarrollo de reuniones online con la máxima comodidad y calidad de transmisión posible dos espacios en su sede, particularmente la sala de juntas y la sala de conferencias. Asimismo, se han adquirido nuevos equipos informáticos portátiles y tablets para el uso de sus trabajadores. 

Por otro lado, y pese a que en todo momento se ha mantenido la atención presencial en sus oficinas, se ha implantado la política del teletrabajo, lo que permite incrementar la seguridad de sus trabajadores manteniendo a la vez su plena actividad laboral. También los tradicionales cursos de inglés y otros idiomas para trabajadores de Fuente del Jarro, que llevan impartiéndose desde hace más de 15 años, se desarrollan ahora mediante una doble modalidad presencial, reducido a un número limitado de alumnos, y online para el resto, aunque en determinados momentos la actividad ha sido 100% online.

A estas acciones organizativas se les une también la adquisición de una nueva herramienta de gestión y comunicación con las empresas del parque, que facilita el traslado de información de todo tipo a sus asociados, con especial énfasis en lo relativo a cuestiones de seguridad y para la resolución de incidencias en la vía pública.

En este sentido, el gerente de Asivalco, Joaquín Ballester, explicaba que “el cambio de paradigma que está suponiendo el Covid-19 ha conllevado que, si bien la sede de Asivalco ha sido cada año escenario de más de un centenar de reuniones, presentaciones empresariales o ponencias de todo tipo, en 2020 estas se han reducido a lo imprescindible y no se espera que se recuperen en un corto espacio de tiempo, por lo que se están imponiendo otras fórmulas para mantener la actividad y seguir siendo útiles a nuestro empresariado”.

Facebooktwitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *