Un centenar de vecinos reúnen firmas para que no talen un Eucalipto de La Cañada y el Ayuntamiento de Paterna actúa de urgencia para evitar su caída

Varios vecinos de La Cañada, a través de la Asociación de Vecinos de La Cañada han conseguido reunir casi 100 firmas, a través de la plataforma Charge.org, para evitar que se acabe con la vida de un eucalipto de más de 80 años que hay en la calle 10 y para pedir una protección especial que lo pueda blindar a futuras acciones. En la Cañada se están produciendo Talas sistemáticas de arboles de las aceras, que están haciendo desaparecer el arbolado de nuestro barrio, en muchos casos se tala e incluso se tapa el alcorque. Desde este sábado 21 de Abril, los vecinos de este barrio, están viviendo un episodio mas de esta política de tala, el sábado se iniciaron las acciones para la Tala de un Eucalipto centenario en la Calle 10.

Este árbol es un símbolo de la Canyada, según afirman muchos vecinos. Es junto con otros cuantos arboles monumentales de La Cañada mas que un  árbol, un símbolo: perderlo es perder parte de nuestra historia.

“Este Eucalipto es un símbolo que no podemos perder ya que significa el sentimiento de muchas personas de lo que es y queremos que siga siendo La Canyada”, según afirman los vecinos. 

Por su parte, el Ayuntamiento de Paterna, a través del Área de Infraestructuras, está actuado de urgencia en La Cañada para evitar la caída del Eucalipto centenario de grandes dimensiones. El árbol tiene 25 metros de altura, 120 centímetros de diámetro y una edad estimada de entre 80 y 100 años.

La ejecución de unas obras privadas, ajenas al Ayuntamiento, para reconstruir el muro del vallado de una vivienda particular situada en la Calle 10, sacaron a la luz unas raíces de anclaje del árbol que fueron seccionadas por el particular en un 25-30%, según los técnicos municipales, lo que ha generado que exista un elevado riesgo de caída del ejemplar sobre las personas y propiedades colindantes al eucalipto.

Una situación ante la que el Ayuntamiento, con el informe positivo por parte de los técnicos municipales, y para reducir los riesgos de caída del ejemplar y evitar daños, decidió este fin de semana podar de forma drástica las ramas del eucalipto reduciendo el volumen y la masa de la copa.

La concejala de Infraestructuras, Núria Campos ha explicado que “se trata de una actuación provisional con la que pretendemos reducir el evidente riesgo que existe sobre la población. De momento, no hemos previsto la tala del árbol hasta observar la evolución del mismo y, en el caso de que las raíces no consiguieran recuperarse o regenerarse, habría que estudiar otras medidas para garantizar la seguridad de los vecinos y viviendas”.

A este respecto, y para asegurar la integridad de los vecinos y vecinas, la concejala ha hecho un llamamiento a la ciudadanía para que eviten acercarse  al eucalipto hasta que los técnicos municipales confirmen la estabilidad del ejemplar.

 

Facebooktwitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *